Camiones

Un estudio revela cifras alarmantes sobre el estado de los cauchos de los vehículos y sus conductores

Las estadísticas son alarmantes: Un alto porcentaje de conductores no presta la debida atención al estado de sus neumáticos.  Este descuido, aparentemente insignificante, puede tener consecuencias catastróficas.

Te ayudaremos a entender el impacto que puede llegar a tener el hecho de no estar al pendiente de los cauchos de tu vehículo, en cuanto a seguridad vial, su vida útil, el rendimiento en general y en tu economía.

Estudios realizados en diversos países de forma aleatoria a la población de conductores, ha arrojado datos alarmantes acerca de la condición de los neumáticos que se encuentran en circulación.

Un sorprendente 21% de los vehículos inspeccionados circulaban con una profundidad en la banda de rodadura inferior al 1.6 mm, y un 8% por debajo de 1 mm, comprometiendo seriamente su seguridad y la de otros al conducir.

Además, un 39% de los vehículos se acercaban peligrosamente al límite cercano a la profundidad mínima recomendada, con medidas comprendidas entre el 1.6 mm y 3 mm, lo que es suficiente para garantizar una conducción segura.

Por otro lado, tan solo un 40% de los vehículos contaban con cauchos que presentan una profundidad en la banda de rodadura superior a los 3 mm, que es la recomendada por los expertos.

Esto es lo que puede pasar si ignoras el estado de tus cauchos

Pérdida de control del vehículo: Unos cauchos en mal estado pueden reducir la tracción, lo que resultara en una pérdida de control del vehículo, especialmente en condiciones de carretera mojada.

Frenado ineficiente: Los neumáticos desgastados pueden aumentar la distancia de frenado del vehículo, lo que puede ser peligroso sobre todo en carreteras donde se conduce a altas velocidades.

Riesgo de pinchazos o reventones: Los cauchos desgastados son especialmente más susceptibles a sufrir pinchazos o reventones, lo que evidentemente compromete la seguridad al conducir.

Mayor consumo de gasolina: Cauchos mal inflados, desgastados por el uso, con desgaste irregular o mal balanceados, pueden provocar un aumento en el consumo de gasolina. Este incremento puede ser casi imperceptible, pero a largo plazo puede tener un impacto significativo en tu economía.

Daños en el tren delantero: Cauchos en mal estado no solo afectan su propio rendimiento, sino que también aceleran el desgaste de piezas claves en el tren delantero del vehículo. Rodamientos, amortiguadores, barras de dirección, bujes de suspensión. Estas piezas son esenciales para la maniobrabilidad y estabilidad del vehículo, y su desgaste prematuro puede llevar a una conducción insegura y costosas reparaciones.

Es evidente que esta falta de atención acerca del estado de los neumáticos, puede desencadenar en consecuencias adversas al conducir, muchas de las cuales podrían evitarse con un simple acto de supervisión.

Dedicar un momento a revisar nuestros neumáticos todos los días debería ser una rutina rápida y puede ser la diferencia entre una conducción segura o un percance inesperado. No subestimemos la importancia de este sencillo ejercicio, pues puede llegar a tener un impacto significativo tanto en nuestra seguridad como en la de todos nuestros pasajeros.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *