Automóviles

Si los neumáticos de tu vehículo se ven ASI… ¡DEBES CAMBIAR DE CAUCHOS YA!

La vida útil de los cauchos de un vehículo puede variar por muchas razones y se hace bastante difícil determinar en tiempo cuando es el momento preciso para cambiar los cauchos.

Si bien es cierto que podemos rodar hasta que simplemente los cauchos fallen y necesitemos cambiarlos, esto no es ideal ya que pone en riesgo nuestra seguridad y la de los pasajeros.

Tampoco queremos comprar cauchos nuevos si los que tenemos aún tienen mucha vida ya que estaríamos prácticamente desperdiciando nuestro dinero.

Por ello te vamos a enseñar a identificar esas señales que te dan los neumáticos cuando necesitan ser cambiados, sin esperar a que revienten, pero tampoco desecharlos antes de tiempo.

¿Están Vencidos?

Un gran mito que existe es el del vencimiento de los cauchos en el tiempo. Distintos fabricantes han asegurado en múltiples ocasiones que los cauchos no tienen fecha de caducidad. Sin embargo, es recomendable pasados los 5 años de uso, que sean chequeados mensualmente para así asegurar su correcta funcionalidad.

Vibraciones al volante

Si cuando conduces notas una leve o brusca vibración constante en el volante, esto puede deberse a múltiples razones, una de ella los cauchos.

Los cauchos que sufren un desgaste irregular debido a una mala alineación o algún otro motivo, suelen producir pequeñas vibraciones en el volante que podemos fácilmente notar cuando conducimos.

Al llegar a este estado, lo más recomendable es cambiar los cauchos por unos en buen estado, pero no sin antes determinar cuál es el problema que hizo que sufrieran ese desgaste para que no te suceda lo mismo nuevamente.

Signos de envejecimiento de los cauchos

Existen varios signos que pueden indicarte que necesitas cambiar de cauchos de manera urgente.

Estos signos de fatiga o desgaste en el neumático, harán que sufra una pérdida de agarre a la superficie lo que puede ocasionar un accidente.

  • Si el neumático está desgastado solo por un borde, esto se debe a una mala alineación o a un desequilibrio en el vehículo.
  • Si el caucho tiene desgaste por los costados significa que tiene menos presión de la debida, mientras que, si se desgaste en el centro y en los costados no, se debe al exceso de aire.

Hay que recordar que el desgaste de los cauchos debe ser parejo sobre toda su superficie.

Los famosos “chichones”

En ciertas ocasiones los cauchos suelen presentar abultamientos inusuales en alguna parte especifica de su superficie, lo que resulta en vibraciones molestas o el reventón mismo del neumático.

Estos “chichones” se forman por golpes muy bruscos como caer en un hueco o golpear con alguna acera. Lo que sucede es que la fibra interior del neumático se deteriora y deja escapar la presión hacia afuera, creando esta especie abultamiento.

Los chichones suelen ser mayormente peligrosos en las ruedas delanteras y que pueden estallar y hacer que perdamos el control del vehículo.

No olvides que conducir es una responsabilidad y debemos cuidar nuestra integridad, la de nuestro auto y la de todos nuestros pasajeros. Por eso cambiar de cauchos en el momento oportuno es definitivamente lo mejor para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.