Automóviles

La ciencia de los cauchos de la Formula 1. ¡Todo lo que hay detrás!

La fórmula 1 es uno de los deportes más apasionantes y extremos en todo el mundo. Estos autos compiten a velocidades insólitas llevando al límite el ingenio humano y la tecnología moderna.

La ingeniería alrededor de los cauchos de los autos de fórmula 1 juegan un papel fundamental en cada carrera, pero, ¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan? ¿Cómo se crean estos neumáticos y que tan especiales son realmente?

Exploremos la ciencia detrás de los cauchos de fórmula 1 y descubramos como es que estos pequeños componentes pueden hacer una gran diferencia en el rendimiento de cada auto.

El papel de los cauchos en la Formula 1

En cualquier entorno y contexto automotor, los cauchos juegan un papel fundamental para el desempeño de cualquier vehículo, transmitiendo todo el poder del auto al terreno a través de la tracción.

Cuando hablamos de la fórmula 1, lo anterior se extrapola, autos que alcanzan los 300km/h y que buscan mantenerse pegados en todo momento a la superficie, ya que de lo contrario los resultados podrían ser catastróficos, pero, ¿Cómo lo logran?

Principio de adherencia de los neumáticos

Para entender mejor como es la relación entre un neumático y la superficie debemos saber cómo interactúan.

La adherencia que pueden tener los cauchos con el asfalto, no es más que el producto entre la fricción de la goma con la superficie y la presión que se ejerce sobre los neumáticos.

Al ser los autos de fórmula 1 más livianos que un auto cualquiera, este peso faltante se busca compensar con ingeniería aerodinámica, mediante la cual se consigue mantener al auto pegado al suelo en todo momento.

Tipos de cauchos que se utilizan en la fórmula 1

A grandes rasgos existen dos tipos de neumáticos en la fórmula 1, secos y de lluvia. Sin embargo, dentro de estas dos categorías hay muchos otros tipos de cauchos que se precisaran dependiendo de las condiciones tanto meteorológicas como las características de la pista.

Dentro de los cauchos secos o lisos (Slicks) tenemos cinco tipos, que se identifican desde C1 hasta C5, siendo el C1 el más duro y el C5 el más blando.

La diferencia entre cada uno de ellos es que mientras más duro, menos se desgasta, pero también tiene menos agarre y por ende menos rendimiento en el auto.

Por otra parte, el C5 es el más blando, tiene un agarre estupendo, puede exprimir el rendimiento del coche al máximo, pero se desgasta increíblemente rápido debido a las altas temperaturas a la que es sometido.

En el otro lado tenemos a los cauchos para la lluvia, hay dos tipos y ambos tienen relieve o ranuras para permitir la evacuación del agua y evitar el aquaplaning.

Los de lluvia intermedio sirven para condiciones cambiantes, cuando la pista esta húmeda o la lluvia es muy leve.

Mientras que los full wet son cauchos para condiciones de lluvia muy extremas, con relieves bastante pronunciados y sobre todo muy lentos pero también muy seguros.

La temperatura en los cauchos de la fórmula 1

Los cauchos blandos pueden calentarse en pista de una manera increíble, y allí es donde obtienen su mayor rendimiento alcanzando temperaturas de hasta 120 grados centígrados. Mantener el calor de los neumáticos en cada carrera es fundamental es por eso que siempre los vemos metidos en fundas protectoras donde se conservan a 30 grados.

Curiosidades

Un caucho de carreras de F1 cuesta de media unos 800$ y cada escudería tiene un presupuesto de alrededor de 350.000$ por temporada para gastar en neumáticos. Estos pesan alrededor de 20 kg y puedes instalarlo en tu vehículo sin problemas, eso sí, debes saber de mecánica para poder hacer las adaptaciones necesarias y además poder conseguir uno, ya que estos cauchos no están a la venta para el público en general.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *