Automóviles

 ¿Cómo afecta el desgaste de los neumáticos a la seguridad en la carretera?

Los neumáticos son una parte esencial del vehículo, ya que son el único punto de contacto con la superficie de la carretera. Por eso, es importante mantenerlos en buen estado y revisarlos periódicamente para evitar accidentes y mejorar el rendimiento del coche.

En el mes de vacaciones, que mejor que mantener la integridad de nuestros neumáticos al máximo nivel para asegurarnos un viaje sin contratiempos ni apuros.

El desgaste de los neumáticos se produce por el uso continuado, las condiciones climáticas, el tipo de conducción y el estado de la vía. Cuando los neumáticos se desgastan, pierden adherencia, capacidad de frenado y estabilidad, lo que aumenta el riesgo de sufrir pinchazos, reventones, aquaplaning o derrapes, siendo cualquiera de estas situaciones la responsable de arruinar unas vacaciones en familia.

Según estudios por institutos de Dirección de Tráfico europeo, el 5% de los accidentes mortales en países donde el auto es una parte fundamental de las personas para su traslado, están relacionados con el mal estado de los neumáticos.

¿Por qué no debes viajar con cauchos viejos o desgastados?

Te contaremos unas cuantas situaciones que son propensas en el caso de que viajes por carretera con unos cauchos que no se encuentren en óptimas condiciones.

Los pinchazos o reventones

Un caucho con más de 6 años de edad, pellizcos, desgaste evidente o deterioro en general, es más propenso a los pinchazos o a los reventones al someterse al estrés del camino y las altas temperaturas.

Acumulación de calor

Uno de los mayores enemigos de los cauchos es la temperatura. Estos están diseñados para que la circulación del aire permita mantener una temperatura idónea en todo momento. Los neumáticos con mucho desgaste no tienen ranuras para que el aire fluya y por ende el calor se acumula cada vez más hasta llegar al fallo del material.

Las fugas de aire

Una banda de rodadura con mucho uso puede llegar a tener filtraciones a través del material permitiendo el escape de aire hacia el exterior, algo imperceptible al ojo humano y que puede dejarnos varados en medio de la carretera por horas.

Hidroplaneo o hidroplaning

Una de las funciones de las ranuras que podemos observar en los cauchos, es que estas permitan la circulación del agua cuando conducimos por superficies mojadas, de esta manera podemos mantener la estabilidad porque el caucho nunca pierde contacto con la superficie. Tras haber mucho desgaste y desaparecer estas ranuras, el agua no tiene por donde circular y nuestros cauchos actúan como una tabla de surf.

Frenadas ineficientes

El mal estado de los cauchos aumenta la distancia de frenado considerablemente, incrementando de la misma manera el riesgo de accidentes.

La pérdida de adherencia

Los cauchos desgastados tienen una menor adherencia a la carretera, lo que puede aumentar el riesgo de perder el control del vehículo ocasionando accidentes, sobre todo en situaciones climáticas adversas bien sea con mucha lluvia o por terrenos difíciles.

No quedan dudas que el desgaste de los cauchos afecta directamente nuestra seguridad en la carretera, por lo que es necesario cuidarlos y cambiarlos cuando sea necesario. Así se podrá disfrutar de una conducción más segura, eficiente.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *