Camiones

Chiron Hermès: Una joya a cuatro ruedas Tres años tardó la casa Bugatti en fabricar este superdeportivo, un modelo del que se puede estar seguro es único en todo el mundo

Bugatti, reconocida marca francesa, de gran lujo y competición, creadora de automóviles que destacan por su gran elegancia y potente motor, es la perfecta opción para quienes quieran uno de los modelos más exclusivos del planeta, la verdad, una ostentación que solo muy pocos se pueden permitir. Pero, para el coleccionista multimillonario, con sede en California, Manny Khoshbin, la legendaria marca automotriz construyó una versión única de superauto, personalizado por una majestuosa marca de modas francesa.

Modelo ideal

Fue en el año 2016 cuando se pusieron en marcha los planes del Chiron Hermès. Durante tres años,  Khoshbin, buscaba algo espectacular, por lo que fueron probando colores que incluyeron el marrón, el azul y el plata. Sin embargo, nunca le terminaron de convencer, así que siguió a la espera. 

Durante este lapso, Bugatti le ofreció un Chiron Super Sport 300+, de 3.9 millones de dólares, el cual es bastante exclusivo, ya que la producción de este modelo es de solo 30 unidades. Pero, para sorpresa de muchos, también lo rechazó, pues, buscaba algo todavía más allá. 

Finalmente, cuando le presentaron el Chiron Hermès, con su color blanco tiza, supo exactamente que eso era lo que estaba esperando. 

Alianza de lujo

Si bien es cierto que el Chiron, de por sí, ya es un modelo bastante exclusivo (solo se pusieron 500 unidades a la venta), también es cierto que necesitaban algo que superara las expectativas, por lo que, para el coleccionista Khoshbin, la marca se alió con Hermès, la reconocida casa francesa de artículos de lujo y moda, y crearon algo único. 

Vale la pena destacar que, es la primera vez que la prestigiosa casa de modas participa en un proyecto para un superdeportivo, y la verdad es que el resultado es increíble, tanto que el coleccionista dejó al descubierto la emoción que le produjo el ver cómo ni siquiera las fotos se acercaron a la maravilla que es en la realidad.  

Único en su estilo

Los detalles y elementos de esta súper creación son únicos, por ejemplo, el parachoques trasero coincide con el color del resto de la carrocería, característica que es completamente exclusiva de este Chiron. 

El alerón trasero está adornado con el patrón del caballo Hermès Courbettes, el cual también se encuentra en otras partes del vehículo. Asimismo, posee una rejilla de herradura con forma de H en miniatura y el interior es de cachemira personalizada, con del logo de la marca francesa en las puertas y debajo de los controles centrales. Además de una insignia que dice: “Vestido por Hermès”, en la columna central. 

Tanto el motor de 1,500 caballos de fuerza, como los neumáticos y demás componentes, son los mismos de este modelo de Bugatti, las modificaciones realizadas al Chiron fueron solamente en la parte estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *