Automóviles

Así debes poner a punto tus cauchos antes de viajar

poner a punto tus cauchos cauchos del sur

Un aspecto trascendente al momento de emprender un viaje en un vehículo propio, ya sea una distancia corta, mediana o larga, es conocer el estado real de este. Aunque muchos no lo crean, más allá de utilizar el carro a diario para ir al trabajo o realizar demás tareas de rutina, esto no siempre le permite al propietario identificar a ciencia cierta la forma en la que se encuentra su carro, en donde saber el estado de los cauchos antes de viajar es igual de importante que cualquier otro apartado del vehículo.

Por lo general, lo más recomendable es realizar una revisión exhausta, pero esta muchas veces se enfoca más en la parte interna del carro, es decir, motor y lo que se desprende de este, mientras que el apartado de los neumáticos, si bien también es chequeado, no siempre se le otorga la relevancia que merece.

Recomendaciones a tomar en cuenta con los cauchos antes de viajar

Chequea el estado de los cauchos

Apreciar detalles menores, pero que pueden terminar siendo notorios en la vía, como la existencia de algún objeto insertado en el neumático, así como la textura de las paredes del mismo en caso de que presenten cuarteaduras o pequeños cortes, es determinante para completar un viaje seguro y sin contratiempos.

Presión suficiente

Si el caucho no dispone de la presión/aire suficiente, esto se verá reflejado en aspectos como la dirección, frenada e incremento del consumo de combustible.

Como podrán ver, el hecho de que un caucho no disponga de la presión de aire correcta, puede generar varios inconvenientes, mismos que en una carretera, pueden poner en riesgo la integridad física de las personas a bordo.

Las condiciones ambientales y climáticas deben ser tomadas en cuenta

Para nadie es un secreto que una vez comienza la lluvia, las condiciones habituales de la carretera cambian totalmente.

En este punto, con el asfalto mojado o humedecido, es fundamental que el conductor no vaya a una velocidad alta, ya que, de lo contrario, los cauchos pueden patinar y deslizarse de manera peligrosa y ocasionar un accidente a pesar del buen estado o el buen agarre que estos puedan proporcionar.

Evitar giros excesivos o inesperados que reduzcan la vida útil del neumático

Siguiendo con lo anterior, si se encuentra en una condición climática desfavorable, como caer en una zona fangosa o donde la carretera sea de tierra, lo mejor es conducir con la mayor prudencia posible, ya que estas vías, ante un frenazo o volantazo, se ‘comerán’ con mayor rapidez el caucho, además, de causar que el mismo pueda sufrir un reventón repentino.

El caucho de repuesto no se puede quedar

En caso de que lo expuesto anteriormente se haga presente, siempre será importante contar con un neumático de repuesto que permita sustituir uno dañado o pinchado.

Sin importar si los cuatro cauchos principales están nuevos o en perfecto estado, llevar uno de repuesto debería ser una obligación, para darle solución a un problema que pueda presentar algunos de los neumáticos puestos.

Del mismo modo, comprobar el estado de ese neumático de repuesto y cambiarlo en caso de ser necesario, también es algo que debe ocupar el viajero para evitar inconvenientes de este tipo en la vía.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *